30 julio 2010

seguir escribiendo

Es difícil no volver a escribir en el blog cuando veo que, en cierto modo, se ha convertido en un lugar en el que algunos (no sé cuantos pero con uno me llega) buscan respuestas y otros un pulpito; uno deja de publicar por hastío como hace poco me decía otra bloguera de la comarca, cansado de escribir contra molinos de viento y harto de encontrarse con personas que si no ponen una etiqueta al resto de las personas no saben pensar, uno deja de actualizar el blog  pero no deja de pensar y es por ello que antes o después se siente obligado a responder a los que siguen entrando día tras día en esta página.
No quiero decir mucho más de lo que llevo repitiendo años, lo primero es que en Galicia nunca se jugó con los muertos por mucho que podamos, a nuestra manera, convertir un funeral en una reunión social e incluso sonreír en medio de la tristeza; tengo un amigo Portugués que frente al constante estado de fiesta de los Brasileños reivindica la capacidad de gallegos y lusos para dosificar la tristeza pero en la parroquia de Luou hace tiempo que se rompió la baraja y llevan años buscando culpables sin querer ver que lo que había, hay, que buscar son soluciones. Lo segundo es que aquí nadie se libra, no hay buenos y malos, todos tienen, tenemos, parte de culpa; los medios por no investigar y publicar la información sin atender a partidismos; la directiva de la agrupación por pintar antes sus socios un panorama distorsionado que no se corresponde con los riesgos reales del conflicto; los propios socios por no darse cuenta de que si una sentencia impedía usar el tanatorio otra podría cerrar el camposanto; los responsables del patronato por convertir un enfrentamiento personal en algo que afecta a mucha gente, aunque en este caso uno puede llegar a entender al presidente  del patronato  (o ex presidente que aun está por dilucidar este tema) ya que nunca se quiso dialogar con él y siempre se despreció su capacidad de buscar justicia; pero sobre todo la culpa es de los políticos, cuando comenzó esta legislatura se tuvo la oportunidad de sentar en una mesa a ambos presidentes y obligarlos a llegar a un acuerdo pero se optó por seguir adelante con el enfrentamiento; me hace sonreír el furibundo ataque del bloguero llamado “azotador” contra el gobierno del BNG   ¿Por qué no presentó el partido socialista una moción para buscar soluciones? Del señor Armando y Parajó no se podía esperar nada pero de los dos grupos que habían conseguido cambiar el sentido del voto de los vecinos de Teo yo esperaba bastante más en este tema pero decidieron mirar para otro lado y así están las cosas, de la misma forma que se consensuó de forma muy discreta que el PXOM resolviera las ilegalidades de algún edificio se pudo consensuar esto.
Y para terminar algunas respuestas, mis respuestas, a algunos de los comentarios; por empezar por el último… a la muerta exhumada del camposanto del patronato mejor dejarla que descanse en paz por que ya se gano hace mucho el derecho a ese descanso ¡que gran película haría Berlanga y que truculenta!. La posibilidad de que los socios de la agrupación tengan que pagar las obras que se realizaron en el cementerio del Patronato y los abogados es real en la medida en que no hayan dejado de ser socios de dicho patronato; según creo, que se me corrija si no es así, muchos vecinos son socios de ambos cementerios y por eso tenían la capacidad de destituir al presidente del patronato solo que no lo hacían como si obviando el problema este desapareciera, lo que debe el patronato lo deben sus socios y el que no renunció a esa condición de socio (en la forma en la que se diga en los estatutos del patronato) sigue teniendo esas obligaciones.
No se si este será el epilogo de la historia o tan solo un capitulo más pero en todo caso intentaré seguir contándolo.