30 agosto 2009

Teo y los bonobuses

Alguno seguirá empeñado en que estoy obsesionado con Teo pero lo que no pasa allí no pasa en ningún lado, me voy una semana y aprovechan para montarla en en el pleno.

Llevo un buen rato revisando todas las informaciones e incluso e buceado en la hemeroteca de La Voz pero no he encontrado referencias del pleno donde se aprobaron los famosos bonobuses, lo que si parece es que en aquél momento la medida se aprobó por unanimidad; con estos mimbres a ver que cesto hago.

No hablaré de la presunta bronca de Jano Leis a una periodista ya que no estuve allí; si me creo sin embargo que Armando Blanco pensara en abstenerse y decidiera al oír a Jano votar en contra...él es así, primero cree que se debe abstener, ya que fue una medida tomada cuando era alcalde, pero al ponerle en bandeja los argumentos el partido socialista se decidió por tocarle las narices al gobierno municipal como diría alguno “por joder”, no es la primera vez que pasa.

Pero vamos al fondo de la cuestión en la que hay dos partes bien diferenciadas y sobre las que intentaré dar mi opinión. Por un lado esta el reconocimiento extrajudicial de crédito que curiosamente fue aprobado en Ames pero no en Teo; no conozco la ley a fondo pero entiendo que si la figura existe es por que se cree necesaria, el propio Xosé Fernández en la crítica que hacía en el pleno de Ames daba, sin querer, la explicación de muchos de estos casos; ¿que hacemos si un operario necesita comprar unos tornillos para arreglar algo? Seguro que existe una partida en el presupuesto de obras para estos fines pero ¿y si se acabó? O si se quiere imputar el gasto a la concejalía en la que se realiza el arreglo y la partida en ese caso no existe o está pensada para material de oficina, quiero decir con esto que existen casos en los que esta fórmula esta justificada; soy consciente de que muchos gobiernos la usan para pagar facturas de difícil encuadre o simplemente por que el presupuesto se agotó fruto de una mala gestión o de una falta de previsión pero esos casos hay que analizarlos uno por uno, no sería justo decir que todos lo hacen igual que no sería cierto decir que nadie lo hace. La segunda parte de lo sucedido en Teo es el famoso tema de los bonobuses; sinceramente que el interventor diga que hay un defecto de forma cuando toda la gestión de Teo ha sido un defecto de forma desde ni se sabe cuando a mi me parece irrelevante; sobre la ley de haciendas locales ya he dicho que la desconozco y he dado mi punto de vista sobre los reconocimientos extrajudiciales así que lo que me queda es el hecho de que en su día se aprobó por unanimidad que los de la tercera edad y los discapacitados tengan ¡20 viajes gratis al mes¡ lo que supone ¡10 viajes a Santiago¡ lo que no llega ni a 3 por semana; que azotador o alguien cercano al Psoe me aclaré que se quiere decir cuando leo en la prensa que se restrinja el uso del bonobus ¿dar menos? ¿que llegue a menos personas?, sinceramente no me parece serio que el pleno de un ayuntamiento se niegue a pagar las facturas a 3 empresas de autobuses por un trabajo ya realizado, cuando ese trabajo ha beneficiado a una parte de la sociedad Teense que más lo necesita y cuando, además, estamos en un momento económico crítico en muchas familias; no creo que sea una tontería recordar que la tercera edad y los discapacitados son los que en más de una ocasión tienen que ir al hospital y por ello el bonobus no es un simple “regalo” si no que cumple una función bien clara.

Estoy a la espera de que los que si estuvisteis en el pleno me deis más datos y que, si me he confundido en algo, me corrijáis pero por favor con respeto y sin “salirse de madre”.