18 agosto 2009

Regreso al futuro de la construcción

Leyendo ciertas declaraciones no me extrañaría que tardásemos aun años en ser un país al nivel del resto de la Unión Europea; ayer en el Correo Gallego el gerente de la inmobiliaria Gexpa, antigua Mahia, decía que ha encontrado un filón en Mozambique y Guinea, que hay mercado y necesidad de oferta y que la gestión urbanística es más fácil y más ágil comparable a la que existía aquí hace 15 años ¿?; de estas palabras deduzco que para este señor la construcción de viviendas sin licencia de primera ocupación, al lado de carreteras con mucho volumen de tráfico, sin apenas espacios verdes ni zonas de equipamiento y sin un mínimo planeamiento es la mejor forma de construir; una cosa es que lo diga en privado y otra es que eso salga en letras de molde, uno de los principales males de la prensa local es que no existe diferencia entre publicidad e información y eso confunde al lector. Hoy leo también que el derribo de la antigua nave de Cuetara permitirá la construcción de urbanización con 400 pisos más en Santiago, solo se me ocurre pensar que oportunidad se está perdiendo de ubicar una bolsa de aparcamiento con autobuses lanzadera que faciliten el acceso a la ciudad, a un tiro de piedra de la salida de la autopista; alguno pensará que para poner ese aparcamiento se puede hacer igual en las inmediaciones del estadio de San Lázaro y probablemente tenga razón pero, ya sea en uno u otro caso, lo que creo que es urgente es que eso se potencie de alguna manera; en Cornes se estaba al lado del ensanche a donde se llegaba caminando pero si se quiere que la gente aparque en zonas más alejadas hay que conseguir que no tenga que esperar media hora por un autobús para llegar a mi destino final, lo malo me temo es que no se quiere y preferimos construir pisos, aunque haya más de 800 vacíos, que replantearnos el modelo de ciudad.
Se va Xosé Maril y deja tras de si los mejores años de la Semana Verde aunque para mi lo fueron, pese a él, tuvo un gran equipo que hizo un gran trabajo y de esas personas es el merito de lo conseguido; la prueba de que el señor Maril nunca tuvo claro que hacer con la Semana Verde y con el recinto de la fundación es que en el momento en el que llegaron las vacas flacas no aportó ni una sola idea, no hizo ningún intento por cambiar o innovar y aunque ahora la culpa la llevará el bipartito la fundación estaba muerta hacía mucho tiempo ya.
Tremendo que dos años después las trabajadoras de Limpiezas Ames tengan de nuevo problemas para cobrar y el ayuntamiento tenga que dar el dinero a hacienda; es muy probable que si nos explican las cosas entendamos por que dos años después no se ha rescindido el contrato de la empresa pero eso será una prueba de que los procesos de contratación de la administración local son demasiado complicados y que hay muchos casos en los que garantizar la transparencia y la limpieza lo único que hace es perjudicar el trabajo de la administración y, en consecuencia, perjudicar al vecino.
No hay mucho más que contar, es agosto y eso se nota, pero me he dado cuenta que en i otro blog tengo una referencia a este pero en este no la tengo a aquel; dicho de otra forma, he puesto un enlace a mi otro blog y así alguno/a verá que pienso en muchas más cosas que la comarca y en los políticos, es más casi estoy por decir que es en lo que menos pienso.