12 octubre 2011

El periodismo olvidado

Como ya en varias conversaciones ha salido a relucir el papel de los medios de comunicación y, desde mi modesto punto de vista, lo perdidos que andan aquí va una entrada sobre el tema.

Hace días me sorprendió que fuera portada de los principales periódicos la boda de la duquesa de Alba, tal y como esta el mundo creo que no es ni de lejos noticia de portada; una cosa es que haya que contarlo y que sea la comidilla de esta sociedad nuestra tan dada al cotilleo y otra muy distinta que sea primera plana ¿de verdad no había otros temas?. Los medios de comunicación en España llevan tanto tiempo midiendo con pie de rey sus pasos que han olvidado que una noticia muy leída no equivale per se a una buena noticia o a una noticia de portada; si  ponemos diez noticias de sucesos seguidas, como en alguna tv, seguramente el que esté viendo no se separará del televisor pero es difícil que todas tengan la misma importancia así que lo prima es el “timing”, el ritmo del informativo y no la información. Hace tiempo que los medios se dieron cuenta de que las noticias buenas son más aburridas que las malas y como la crisis ha vaciado las redacciones tampoco tienen medios humanos para buscar noticias propias que puedan interesar a su audiencia, después de todo si regalo un portátil con el periódico del domingo venderé más y los anunciantes creerán que sigo teniendo lectores.radio casette tv

hace ya bastante tiempo que oigo a la gente quejarse de que todos los medios dan las mismas noticias, eso es normal hasta cierto punto pero cada uno debería buscar sus propias historias; no se cuando pero en algún momento se perdió la información local, la más cercana al ciudadano, la de los barrios, aquellas que se llamaban “con contenido humano”. En TVE sigo viendo de vez en cuando la lucha por evitar desahucios pero hace bastante que eso no sale en las portadas, se ha vuelto algo de páginas interiores o una anécdota en una esquina como mucho.

Podría entender en según que temas que el periodista no preguntara de más, para mi un periodista debe de saber preguntar tanto como callar, pero lo que no comprendo es que se convierta en publicista. Hoy en su twitter el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, se dedicó a difundir algunas propuestas del Partido Popular y entre ellas una que decía “tarjeta sanitaria única en todo el territorio nacional” ¿para que? si el consejo interterritorial del Servicio sanitario nacional ya hace eso; al margen de la tontería de la propuesta un director de periódico no debería difundir noticias que no lo son o que pretender manipular a la población.

Hace poco alguien me decía que tenía que recuperar la ilusión pero resulta muy difícil viendo según que cosas; por encima me doy cuenta de que una parte de los lectores, radioyentes, televidentes e internautas se quedan solo con la superficie y no comprenden que los medios de comunicación son un pilar básico de la democracia. Lo sucedido con wikileaks es un buen ejemplo de que es el periodismo; una fuente facilita una información y los periodistas se encargan de contrastarla, filtrarla y difundirla para que a través de la credibilidad de sus medios la población tenga una información fiable y completa y no un simple rumor o algo manipulado. El problema hoy en día es que las informaciones no se contrastan, los rumores son noticia cuando nunca lo habían sido, las notas de prensa son noticas de corta y pega y los medios altavoces del poder.

En los últimos meses se han quedado en paro más de 150 periodistas en Galicia, por desgracia no parece que vayan a ser los únicos pero los medios siguen manteniendo televisiones que no ve nadie, cargos intermedios con sueldos medios de 3000 euros, muy poca información y demasiada publicidad (pagada o sin pagar que de todo hay). Apoyemos a los medios que hagan bien su trabajo y olvidémonos del resto, si los grandes ven a donde va la audiencia no le quedará más remedio que cambiar, pero eso solo sucederá si somos críticos y exigentes con la información que se nos da.