07 agosto 2009

relevo en el psoe de Teo? 3

Llevo todo el día pensando en las noticias de los últimos días y hay cosas que no entiendo. Comienzo respondiendo a un comentario del último post, es cierto que Mar Barcon ha defendido a Jano Leis en la SER pero es una lástima que no saliera a la palestra hace meses cuando la crispación era mucho mayor, entonces Jano necesitaba esas voces y solo consiguió un comunicado muy blando emitido desde la comarcal; Mar Barcon se centra mucho en la independencia de las agrupaciones locales, también muy curiosa esa defensa después de pasarse cuatro años ignorando a las bases y poniendo y quitando candidatos como les parecía; no dudo del apoyo de Mar Barcon a Jano pero me gustaría saber por que ahora y no antes. No creo que los periodistas tengan que pedir disculpas por una sencilla razón ¿por que la directiva del Psoe no saco ayer un comunicado exigiendo de los medios que desmintieran una información que la involucraba directamente? De hecho las declaraciones de Mar Barcon de hoy son respuestas a preguntas, no nacen de motu propio ¿si nadie la llama hubiera salido a decir algo?.

Por otra parte me llama la atención una cosa que no acabo de entender, podría pensarse que la filtración de ayer (el partido quiere que Jano se vaya) y el comunicado interno de hoy (el apoyo a Jano) salen del mismo sitio pero ¿no es un poco absurdo?; en el caso de la información de ayer la intención es desestabilizar pero el comunicado sin embargo es de apoyo; una de dos: a) es el mismo el que el filtra y no sabe lo que quiere... b) son dos fuentes distintas y entonces ya sabemos cual de las dos es la más cercana a Jano y cual se sitúa más lejos.

Hay otra teoría, me la ha comentado alguien que siempre ve un poco más que yo y que en no pocas ocasiones ha acertado pero es tan descabellada que me la reservo.

Termino pidiendo a los que me leen que hagan los comentarios que deseen pero que eviten los calificativos despectivos o las afirmaciones categóricas, se puede opinar de todo sin necesidad de caer en la mala educación ni en acusaciones que no tienen, por el momento, una base pública.