21 julio 2009

Area metropolitana 2

Estos días hay distintas noticias que se relacionan con el debate sobre la fusión de los municipios, los servicios al ciudadano y las preferencias de este. Ayer leía en El Correo Gallego que las previsiones es que en el 2025 casi la mitad de los gallegos vivirán en once ayuntamientos, hoy en el mismo periódico ( a veces me da la impresión de que son campañas preparadas por publicistas más que información) leo que desde la Xunta se impulsará la fusión pero no se forzará a ella (no sea que se nos cabreé algún alcalde); pero además otras noticias que en principio no tienen nada que ver creo que dicen mucho de por qué los cambios en Galicia no son más rápidos, según la Xunta el tráfico a Noia no justifica los cuatro carriles ¿esperamos a que lo justifique para después comenzar la construcción y tener que esperar otro año y medio más como poco? Un acceso a Noia en 20 minutos facilitaría para mi el desarrollo de esa área como lugar de residencia lo que me lleva a una idea sobre la comarca: si de alguna manera podemos salir de la dispersión de población es potenciando ciertos ayuntamientos en torno a las grandes urbes; si se articula el asentamiento de la población en núcleos como Padrón, Noia, Lestedo (en Boqueixón), Oroso, o Negreira podríamos buscar un modelo alternativo de ciudad formada por distritos como sucede en Londres o París. Otra de las noticias que tiene mucho que ver con todo esto es la que cuenta como se han tenido que esperar 2 años para que Augas de Galicia (un día alguien debería explicarnos como funciona este organismo) autorice una traída de agua en Negreira, con esta velocidad de resolución da igual plantearse nuevos modelos urbanos por qué su desarrollo se verá paralizado por la burocracia; si el “papeleo” no es ágil, no se obliga a unos plazos mínimos, las infraestructuras podrán eternizarse: ahora que el ayuntamiento ha terminado con su parte ¿cuanto esperaremos por el nuevo centro de salud o el instituto del Milladoiro? ¿hablamos de las farmacias en este y otros núcleos?.

Dice mi amigo Carlos Fernández en la misma noticia de El Correo Gallego, que la gente tiene un sentimiento arraigado de vecindad y eso dificulta las fusiones; aunque creo que tiene razón creo también que la gente prioriza cada vez más los servicios que ese sentimiento; por otra parte creo que los lugares podrán mantener su historia y su personalidad si realmente quieren hacerlo y pongo un ejemplo de ello: en su día Conxo fue un ayuntamiento que terminó por integrarse en Santiago, hoy mantiene su propia personalidad y su idiosincrasia en torno a su historia , a celebraciones como el carnaval e incluso a su iglesia ¿esto no se vería reforzado con una figura como el alcalde de barrio?; ejemplos como este o el del barrio de San Pedro, muy activo en los últimos años, demuestran que el arraigo no depende de una división administrativa.

De los aparcamientos que también se mencionan en los comentarios del anterior post casi mejor no hablar ¿por que si voy a trabajar al hospital tengo mi propio parking y si voy enfermo tengo que pagar? Me alegro por los trabajadores pero creo que tenemos cambiadas las prioridades; ¿por que si se ha demostrado que las bolsas de aparcamiento funcionan no se hacen más y se cierra la única que había en Cornes?; ¿cuando se hará una encuesta para saber donde viven los funcionarios de la Xunta, Universidad, y hospitales y poder así decidir si es justo que haya que estar empadronado en Santiago para conseguir una tarjeta de residente? ¿Cuando los autobuses circulares de Santiago entrarán en el Milladoiro y los del Milladoiro podrán llegar a la zona Norte de la ciudad?... soñar no cuesta nada.