29 marzo 2009

Corrupción

La unión europea acaba de aprobar un informe, no vinculante, en el que denuncia la corrupción que existe en España y amenaza con retirar las subvenciones si no se pone remedio; no es la primera vez ya que en 2005 y 2007 se presentaron informes parecidos pero se ve que no aprendemos.

Para los que quieran saber más del tema les remito a El Pais, El Mundo y a la página del propio parlamento europeo; pero si saco aquí este tema es por que creo que se incide mucho, con toda la razón, en el sur y en el mediterraneo y muy poco en Galicia.

La primera razón es muy clara, en esa parte de España viven muchos europeos que no se amilanan ante las injusticias y denuncian en cuanto se trata de abusar de ellos (expropiaciones ilegales, invasión de espacios protegidos, etc.); los parlamentarios de los paises de procedencia de esas personas, bastante más activos cuando se trata de defender a sus ciudadanos que nuestros políticos, se mueven para que se le ponga remedio al caos en el que vivimos y es cuestión de tiempo que lo consigan. Por contra en Galicia la cultura de la “denuncia” no está arraigada, la burocracia es tan lenta y farragosa que echa para atrás a cualquiera a lo que hay que añadir los costes de un abogado; a esto hay que sumar una población muy envejecida, sobre todo en las zonas rurales, que no repara, en el caso de las expropiaciones, en lo injusto de las cantidades que se les ofrecen, y en consecuencia se sacan adelante muchas cosas de forma legal pero inmoral.

La segunda razón es la organización del territorio; si en medio de una zona verde, o rural o simplemente costera tratamos de hacer una casa es posible que no se note pero si montamos una urbanización con campos de golf, piscinas y lo que se tercie lo raro es que nadie diga nada. Por contra en Galicia la dispersión de la población facilita los desmanes; los planes de ordenación municipales reparten en todo el territorio las calificaciones de zona urbana atendiendo más a intereses urbanísticos que a la lógica o el sentido común; el resultado son documentos muy complicados de entender o valorar sin conocer la letra pequeña del municipio en cuestión.

Como creo que cuando tiras de una manta esta se mueve por los dos lados, creo también que es cuestión de tiempo que salgamos en primera plana; algún periodista está ya sobre la pista de algunos de los abusos de la comarca y solo falta que una gran cadena no tenga con que llenar una noche de sábado para que se monte una gorda; es triste que sean los medios de comunicación y no los jueces los que investiguen, la verdadera transición se dará cuando cada uno de los poderes del estado cumpla su papel y por ahora ni el político ni el judicial lo están haciendo.

Dejo una foto que guardo desde hace tres o cuatro años y que para mi dice mucho aunque muchos no lo entiendan. El cartel en cuestión es de una venta de pisos, el número de teléfono del promotor correspondía en aquel momento a un alcalde que suspendió las normas en varios terrenos urbanos dejándolas vigentes en otros... ¿no merecía ser investigado? yo creo que si.